Vasos de cristal para cerveza: tipos y cómo disfrutarla

Hablaremos Sobre

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas más populares en el entorno, y para disfrutarla adecuadamente es importante utilizar el vaso adecuado. El vaso de cristal para cerveza es el recipiente ideal para realzar los aromas y sabores de esta deliciosa bebida. En este artículo, te hablaremos sobre los diferentes tipos de vasos de cristal para cerveza y cómo elegir el adecuado.

Tipos de vasos de cristal para cerveza

  • Vaso Pinta / Shaker: Este vaso tiene una forma cilíndrica, simple y algo delgada que se ensancha a medida que sube. Normalmente contiene 475 ml y es común para la mayoría de cervezas.
  • Jarra de Cerveza: Este vaso es robusto, fácil de usar y contiene mucha cerveza. Es muy popular en Alemania y tiene una gran capacidad para mantener el líquido frío.
  • Jarra Stein: Este envase tiene tapa de bisagras y una palanca para abrirla con el pulgar. Puede estar hecho de diferentes materiales como peltre, plata, madera, porcelana o cerámica. Perfecto para mantener la cerveza fría por más tiempo.
  • Cáliz: Este vaso tiene un tallo largo, grueso y una boca muy ancha similar a una copa. Es ideal para las cervezas con alto contenido alcohólico, ya que permite apreciar los matices y formación de espuma.

Estos son solo algunos ejemplos de los diferentes tipos de vasos de cristal para cerveza que existen. Cada uno de ellos está diseñado para realzar y potenciar las características de diferentes estilos de cerveza.

vaso cristal cerveza - Cómo se toma la cerveza belga

Cómo tomar cerveza en copa

Una vez que tienes tu vaso de cristal para cerveza, es importante saber cómo servir y disfrutar adecuadamente esta bebida.

El perfect serve

Para disfrutar al máximo de una cerveza en copa, debes seguir algunos pasos básicos:

  1. Preparación: Asegúrate de que la copa esté fría, pero no congelada. Refresca el interior de la copa con agua fría justo antes de servir la cerveza.
  2. Inclinación: Escurra la copa y la incline a 45 grados acercando la botella al borde. Deje que la cerveza se deslice suavemente por la pared interior de la copa.
  3. Precisión: Cuando hayas llenado la copa en tres cuartas partes, colócala en posición vertical.
  4. Coronación: Juega con la altura entre la botella y la copa, vaciando la totalidad del contenido. Deja que la cerveza golpee sobre el líquido existente en la copa para generar una corona de espuma.
  5. Presentación: Apoya la copa sobre un posavasos y ¡disfruta!

El resultado final debe ser una cerveza con burbujeo y una corona de espuma de al menos dos o tres centímetros. Además, la cerveza debe dejar marcas o aros de espuma adheridos a las paredes del recipiente por cada sorbo.

Hay otras formas de servir la cerveza dependiendo del estilo y variedad que vayas a beber, pero seguir estos consejos básicos te asegurará disfrutar de tu cerveza en copa de forma adecuada.

La cerveza belga y su peculiaridad

La cerveza belga es famosa en todo el entorno por su calidad y variedad. Una de las formas más interesantes de disfrutarla es la Glühbier, una cerveza belga de invierno que se toma caliente.

Niños índigo y cristal: Sus características y su impacto en la sociedad

La Glühbier se caracteriza por su sabor agridulce y su temperatura sugerida de consumo caliente. Se elabora con cerezas, que le aportan su sabor distintivo, y se guarda en barricas de roble durante meses. Además, se le añade miel, azúcar moreno y especias como el clavo, el anís o el cardamomo para darle un toque único.

vaso cristal cerveza - Cómo tomar cerveza en copa

La Glühbier se recomienda calentar antes de beberla, aunque también puede tomarse fría. Al calentarla, sus ingredientes se activan y mejoran, y adquiere un color más rojizo. Es una opción ideal para los países con inviernos fríos, ya que es una alternativa al vino caliente y ayuda a entrar en calor.

Si quieres probar la Glühbier en casa, puedes seguir esta receta:

Receta de Glühbier

Ingredientes:

  • 1 litro de cerveza Bock
  • Una pizca de nuez moscada, cardamomo y canela en polvo
  • 3 clavos de olor
  • 1 pieza de anís estrellado
  • 1/2 rama de canela
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 9 cl de zumo de limón
  • 14 cl de ron negro
  • 250 ml de zumo de cerezas
  • Jengibre azucarado
  • 6 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharada y media de miel

Preparación:

  1. Calentar la cerveza hasta los 60 ºC.
  2. Añadir el contenido de la vaina de vainilla y los demás ingredientes. Cocinar a temperatura constante durante 15 minutos.
  3. Retirar la rama de canela, el anís estrellado, el clavo y el jengibre. Se puede agregar más zumo de cereza o un poquito de ron.

Disfruta de esta deliciosa cerveza belga de invierno en los días fríos y sorprende a tus amigos con esta receta.

El vaso de cristal para cerveza es esencial para disfrutar adecuadamente de esta bebida. Existen diferentes tipos de vasos de cristal, cada uno diseñado para realzar los aromas y sabores de diferentes estilos de cerveza. Además, es importante saber cómo servir y disfrutar la cerveza en copa para aprovechar al máximo sus características. No te olvides de probar la Glühbier, una cerveza belga de invierno que se toma caliente y que te sorprenderá con su sabor único. ¡Salud!

Final torneo promoción y reservas: sporting cristal vs universitario

Subir