Cómo acomodar cristales oído: vppb y vértigo

Hablaremos Sobre

Cuando cambia la posición de la cabeza y no es vertical, los otolitos son arrastrados por su peso y siguen apretando verticalmente en la parte superior de los cilios, aunque la base ya ha cambiado de posición: el ángulo del cilio permite transmitir al cerebro información sobre la posición de nuestro cuerpo. Los cristales en el oído tienen un papel importante en el reequilibrio del organismo.

Para mantener el cuerpo en equilibrio, el cerebro utiliza la información transmitida por los ojos, los oídos y los sensores propioceptivos de los pies. Si las señales recibidas no son coherentes, el cerebro no puede entender esta información: la persona puede sufrir vértigo o mareos, que pueden provocar una caída. Estos vértigos que tienen origen en el oído interno se conocen también como vértigos posicionales o VPPB (vértigo posicional paroxístico benigno). Si bien pueden ser muy desagradables y afectar de forma importante el día a día, como indica su nombre el VPPB es benigno. 2 de cada 3 vértigos están provocados por un problema en el oído interno.

Cómo se desacomodan los otolitos

Estos pequeños cristales de carbonato de calcio que son los otolitos humanos, como decíamos, se alojan sobre las células ciliadas de nuestro oído (primordiales para la audición). Todo ello se encuentra dentro de dos cavidades que llevan por nombre cápsulas óticas y que están llenas de líquido endolinfático. Podríamos decir que los otolitos y los cilios flotan en este líquido dentro de ellas.

Cuando las cápsulas óticas se desplazan en relación con la inclinación de la cabeza también se mueven dentro de ellas, por efecto de la gravedad, las células ciliadas y los otolitos, lo que genera una señal que es enviada a nuestro cerebro y hace que podamos interpretar y percibir la gravedad y la aceleración lineal.

Con toda esta información técnica es fácil perderse, pero lo que sin duda queda bien claro es que la principal función de los otolitos pasa por la gran importancia que desempeñan en el equilibrio humano, siendo indispensables en la regulación del encargado de ello: nuestro sistema vestibular.

Qué causa el cristal en los oídos

El vértigo posicional paroxístico benigno, o VPPB, es una de las causas más comunes del vértigo (mareo). El vértigo posicional paroxístico benigno se caracteriza por unos ataques repentinos de vértigo provocados por los movimientos de la cabeza, como al incorporarse para sentar o virar la cabeza. No se sabe qué es lo que conduce al vértigo posicional paroxístico benigno, pero es más común entre las personas mayores.

Una vez que alguien desarrolla el vértigo posicional paroxístico benigno, los ataques de mareo normalmente ocurren cuando cambia la cabeza de posición, como al voltearse en la cama. El vértigo posicional paroxístico benigno también puede provocar náuseas y posiblemente vómito, con una sensación perdurable de cansancio, indisposición o desequilibrio. Sin tratamiento, la duración de estos síntomas pueden ser tan corta como de un día o tan larga como de semanas o meses. Afortunadamente, con el diagnóstico adecuado, un procedimiento simple puede ser todo lo que se requiere para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno.

El vértigo posicional paroxístico benigno es el resultado del desplazamiento de los cristales diminutos del oído interno. Los cristales hacen que uno sea sensible a la gravedad y ayudan a mantener el equilibrio. Normalmente, una membrana gelatinosa en el oído es la que mantiene a los cristales en su puesto. Cuando el oído sufre un daño, lo que a menudo ocurre por un golpe en la cabeza, los cristales pueden desplazarse a otra parte del oído. Una vez fuera de su lugar, los cristales pueden hacer que uno sea sensible a los movimientos y a los cambios de posición que normalmente no afectarían y, de esa manera, producir el vértigo.

Horarios de los partidos de sporting cristal

Cómo hacer la maniobra de Epley en casa

El VPPB sucede cuando piezas pequeñas de calcio similares al hueso (canalículos) se liberan y flotan dentro de los canales auriculares pequeños dentro del oído interno. Esto envía mensajes confusos a su cerebro sobre la posición de su cuerpo, lo cual causa vértigo.

La maniobra de Epley se utiliza para sacar los canalículos de los canales con el fin de que dejen de causar síntomas.

Para realizar la maniobra, su proveedor de atención médica:

  • Girará su cabeza hacia el lado que está provocando el vértigo.
  • Lo acostará rápidamente de espaldas con la cabeza en la misma posición un poco más allá de la orilla de la mesa. Probablemente sentirá síntomas más intensos de vértigo en este momento.
  • Moverá lentamente su cabeza al lado opuesto.
  • Girará su cuerpo de manera que quede alineado con su cabeza. Usted estará acostado de lado con la cabeza y el cuerpo volteando hacia el costado.
  • Lo sentará.
  • Su proveedor puede tener que repetir estos pasos unas cuantas veces.

Recuerde que siempre es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico adecuado y un tratamiento personalizado para su caso particular. No dude en buscar ayuda si experimenta vértigo o mareos recurrentes, ya que pueden ser un indicio de un problema en el oído interno que requiere atención médica.

Los cristales en el oído desempeñan un papel fundamental en el equilibrio del cuerpo humano. Cuando estos cristales se desacomodan, pueden causar vértigo y mareos. El vértigo posicional paroxístico benigno es una de las causas más comunes de vértigo y se caracteriza por ataques repentinos de mareo provocados por movimientos de cabeza. El tratamiento para este trastorno puede incluir la realización de maniobras específicas para reposicionar los cristales en el oído interno. Es importante buscar atención médica adecuada para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. No dude en consultar a un especialista si experimenta mareos o vértigo recurrentes.

Subir